4 tés sabrosos para combatir el calor de forma saludable

tés saludables para refrescar en el verano

4 tés sabrosos para combatir el calor de forma saludable

La época estival está acercándose y con ello las altas temperaturas. Para ellos vamos a realizar un listado de los 4 tés ideales para tomar fresquitos y refrescarnos en verano.

Para realizar un té helado debemos infusionar el té como lo haríamos habitualmente. Para ello usaremos el agua a altas temperatura para un infusionado correcto. Un té helado se compone de cubitos de hielos, que pueden ser de agua o de té para realizar mezclas o simplemente conservar el sabor puro de la infusión.  

Con estos sabrosos té helados no solo nos refrescamos, sino que también mantendremos la línea. Esto es debido a que una taza de té solo tiene 2 calorías. Mantener la línea nunca fue tan fácil ni tan delicioso.

Té verde helado con toques cítricos

Para esta receta vamos a centrarnos en el té verde Fresh Lemon. Un té verde muy refrescante y con un sabor muy agradable para tomar a bajas temperaturas, sus aromas cítricos lo hacen ideal para tomar cuando el sol más aprieta.

Para preparar este fantástico refresco seguiremos los siguientes pasos:

  • Preparamos una infusión de té verde Fresh Lemon por cada comensal.
  • Tras dejarla infusionar y esperar que se enfríe un poco, lo servimos en una taza.
  • Añadimos mucho hielo y una rodaja de limón para potenciar los sabores cítricos.
  • Dejamos enfriar un poco la infusión y a disfrutar de un riquísimo té verde helado.

Deliciosa infusión de Rooibos con leche

El Rooibos procedente de una arbusto sudafricano es una infusión que no contiene teína ni cafeína. Esto lo hace perfecto para tomar a cualquier hora del día y sin perturbar el sueño.

En esta ocasión, hemos seleccionado la variedad de Rooibos Vainilla y Canela. Una variedad riquísima y súper sabrosa. Todo un best-seller en nuestra tienda de té.

Para infusionar esta variedad de Rooibos hemos elegido la leche para conseguir un sabor más suave y agradable. El hielo con el que enfriamos la infusión también será leche congelada.

Para preparar este fantástico refresco seguiremos los siguientes pasos:

  • Preparamos una infusión de Rooibos vainilla y canela por cada persona.
  • Tras dejarla infusionar, añadimos unos trozos de canela astillada y esperar que se enfríe un poco.
  • Colamos la infusión y lo servimos en una taza.
  • Añadimos mucho hielo hecho a base de leche.
  •  Dejamos enfriar un poco la infusión y a disfrutar de un riquísimo Rooibos helado.

Sabroso té blanco para tomar frío

El té blanco es uno de los más sabroso debido a su baja oxidación. Esto deriva en un bajo contenido en teína. Para esta receta el té elegido es un té blanco China Pai Mu Tan aromatizado con albaricoque y maracuyá principalmente junto a otros aromas y una pizca de té verde Chun Mee.

Para realizar el hielo y conseguir una infusión perfecta. Tomaremos una pieza de fruta, como papaya o piña. Tomamos la pieza y la exprimimos sacando un poco de jugo para mezclar con agua y realizar un hielo aromatizado.

Para preparar este fantástico refresco seguiremos los siguientes pasos:

  • Preparamos una infusión de Té Blanco Albaricoque y Maracuyá por cada comensal.
  • Tras dejarla infusionar, la pasamos a una jarra o recipiente para dejar enfriar en la nevera.
  • Cuando vayamos a tomarla, añadimos el hielo realizado anteriormente al gusto de cada uno para conseguir la temperatura óptima.
  • Por último, solo nos queda disfrutar de un sabroso té blanco frío.

Gracias al hielo casero, podremos dar diferentes toque a la infusión consiguiendo un sabor diferente solo usando otra fruta diferente. Incluso podemos mezclar diferentes frutas y contrastes hasta conseguir el aroma perfecto.

Té helado de melón con hielo de sandía

Como hemos visto en el punto anterior. El té blanco es un tesoro poco conocidos por muchos. Ahora queremos proponerles una atrevida receta e innovadora. Para ellos vamos a usar un té blanco puro China Pai Mu Tan aromatizado con elementos frutales y con un sabor a melón. Este delicioso té es ideal para tomar a cualquier temperatura y fresquito para el verano es perfecto gracias a su combinación de contrastes.

Para enfriar esta infusión tenemos dos opciones principalmente:

  • Cortar trozos del interior sandía o melón, de la parte más jugosa, y congelarlos para usarlos posteriormente como si fueran cubitos de hielo. Después de acabar la infusión solo necesitamos coger el los trozos de fruta y listos para degustarlos. Lo que será una auténtica explosión de sabor, al ser una mezcla de frutas con la infusión.
  • Realizar hielo a base de agua y jugo de sandía. Esto hará que se enfríe más respecto a la alternativa anterior y dará un mayor sabor a la infusión. Por contrapuesto no podremos comer la fruta mezclada con la riquísima infusión.

Para preparar este fantástico refresco seguiremos los siguientes pasos:

  • Preparamos una infusión de Té Blanco Melón por cada persona.
  • Tras dejarla infusionar, la pasamos a una jarra o recipiente para dejar enfriar en la nevera.
  • Cuando vayamos a tomarla, lo servimos cada infusión en una vaso y añadimos el hielo.
  • Por último, solo nos queda disfrutar de un sabroso té blanco bien fresquito y deliciosos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *